Ejercicios de terapia transpersonal

(Si alguna técnica no es correcta o no cuadra con la metodología de EDA, se puede omitir o mencionar que aunque algunos autores la tienen en cuenta, EDA no y explicar los motivos).

La terapia transpersonal va dirigida a aquellas personas que no buscan una solución a un problema en concreto, sino más bien, que buscan patrones mentales que causan malestar psicológico y personal

En cualquier caso, la principal finalidad de esta terapia es ayudar a esa persona a superar el sufrimiento que padece.

Para ello vamos a trabajar en 3 fases o etapas:

1-. Trabajar el Ego: La persona empieza por dirigir su mirada hacia el interior identificando los patrones mentales que le producen sufrimiento. Así se empieza por asumir la crisis personal como una vía para empezar con el crecimiento y la transformación propia.

2-. Relativización y reprogramación: La persona empieza a ser capaz de crear otros nuevos patrones saludables, que se ajustan a sus necesidades vitales y emocionales. La persona empieza a trabajar en un estado de consciencia plena y es capaz de identificar sus emociones para elegir qué mejor opción existe para ella.

3-. Camino a la esencia: El paciente alcanza el nivel transpersonal y es capaz de reconocer todas las experiencias como una causa de aprendizaje y de despertar de consciencia.

 

A la hora de trabajar la terapia transpersonal, se aplican diferentes técnicas, según en qué fase estemos y la que sea más apropiada en cada caso.

Técnicas que se aplican en la terapia transpersonal

Respiración consciente

Una respiración consciente, pausada y profunda tiene el poder de actuar sobre nuestro organismo de manera similar a tranquilizantes o ansiolíticos, ya que activa sustancias y mecanismosopuestos a las respuestas de estrés, produciendo así una agradable sensación de relajación y tranquilidad en la persona.

Para conseguir respirar de forma consciente debes hacerlo de forma pausada y profunda, y centrando toda la atención en como el cuerpo se oxigena y revitaliza.

Relajación

La mayoría de las personas respiramos mal y no somos conscientes de ello. El estrés y la ansiedad nos hacen contener la respiración y al dejar de respirar, aumentan el miedo y la ansiedad por la escasa ventilación aérobica.
Por tanto, la relajación siempre se inicia con la toma de conciencia de la respiración.

Una respiración eficaz y profunda hace fluir los sentimientos, carga al cuerpo de energía y mejora nuestra calidad de vida.

Para iniciar la relajación, bien sea después de una sesión de ejercicios o simplemente después de un día de trabajo, lo ideal es sentarse o acostarse en un lugar silencioso, dentro de un ambiente de calma, de temperatura agradable, donde uno pueda sentirse cómodo, cerrar los ojos y comenzar la relajación tomando conciencia de la respiración.

Lo más importante es concentrarse en la respiración y evitar pensamientos inquietantes o perturbadores, nada de pensar en asuntos pendientes que nos han quedado sin resolver o problemas de nuestra vida cotidiana. Si surgen estos pensamientos, hay que descartarlos tranquilamente y continuar con la respiración

Regresión

No siempre se utiliza.

Según Sigmund Freud, la regresión es un mecanismo de defensa que consiste en el retroceso del yo a un estadio anterior del desarrollo. Con esto se consigue afrontar sucesos, pensamientos o impulsos que resultan inaceptables para el sujeto.

La terapia regresiva consiste en que una persona alcance un estado alterado de consciencia de modo que reviva situaciones profundamente escondidas en su mente. De este modo puede, no solo recordar, sino relativizar los peligros que ese recuerdo implica y así, controlar la emoción que desencadena ese recuerdo reprimido.

La terapia regresiva no está recomendada para todas las personas. De hecho, está desaconsejada en aquellas personas con patologías caracterizadas por una pérdida de realidad como pueden ser la psicosis, la esquizofrenia o el trastorno bipolar, entre otras, ya que puede cronificar sus síntomas.

Identificarse con el testigo interior

El primer paso para ser más conscientes, es observar el cuerpo. Al poner atención a nuestra experiencia nos permite desarrollar un nivel de observación interna que nos permite discriminar nuestras experiencias sin rechazarlas ni engancharnos a ellas, desarrollando así un testigo no apegado a nuestras vivencias.
Partimos de la conexión con nuestro cuerpo, lo que nos conecta a sensaciones y emociones, permitiendo darles un espacio para aprender a reconocer como vivimos lo que vivimos

A medida que desarrollamos una mayor conciencia corporal nos familiarizamos con nuestras vivencias, expresándolas, sin dramatizarlas. Aprendemos a relacionarnos con vivencias agradables, desagradables y neutras, dando espacio a lo que lo que es por encima de lo que «debería ser».

Observación y análisis de los procesos cognitivos

El procesamiento de la información tiene una gran importancia la activación emocional, ya que contribuye a dotar a la experiencia de significación y resulta fundamental a la hora de procesar la información y valorarla. Es por ello por lo que, bajo dicha perspectiva podría llegar a considerarse el hecho de que formara parte de dichos procesos cognitivos.
La observación es el proceso cognitivo más básico o primitivo. Este consiste en enfocar la atención en una cosa, persona o ambiente específico, para así poder identificar sus características. Es esencialmente un proceso de análisis que sirve para reconocer el objeto y determinar sus rasgos físicos o sus rasgos funcionales.

Meditación

La meditación aplica una serie de prácticas que buscan la relajación, así como un mayor control de la mente que, por lo general, es vulnerable a situaciones externas y actúa bajo el régimen del placer y el dolor.
Una de las principales ventajas de practicar meditación es que disminuye el estrés, y el modo en cómo se afrontan las preocupaciones diarias, al desarrollar un estado de concentración sobre el momento presente. Al tener una mayor consciencia personal, también aparecen una mejora de la memoria, relajación de la tensión muscular y con ello, se puede conseguir más facilidad de sueño, además de mejorar el estado anímico.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.