Gestionar el miedo y la ansiedad desde la Psicología Transpersonal

El miedo y la ansiedad: el miedo es un sentimiento que sólo existe cuando no estamos conectados, y que puede llegar a presentarse con dos facetas distintas.

Por un lado, existe un miedo que es muy funcional y muy útil, y es especialmente objetivo.

Pero, por otro lado, existe un miedo más subjetivo, que proviene de las ideas que tengamos.

Estas ideas están condicionadas por las experiencias que se han vivido en el pasado.

La mayoría de los miedos que tenemos aparecen frente a cosas que no han llegado a ocurrir realmente.

Sin embargo, todas esas cosas ocurren a menudo en tu cabeza, dando lugar a sentimientos como el miedo al rechazo, el miedo a la enfermedad, el miedo a la muerte…

Por ello, podemos decir que las ideas son las que nos hacen vivir la vida de una forma o de otra.

Al igual que ocurre con el miedo, la ansiedad es un sentimiento que muchas veces viene provocado por el hecho de que tú mismo no sepas manejar y encauzar tu propia energía.

Además, muy a menudo también viene dada por el hecho de que tú mismo estés haciendo algo con el único fin de buscar un resultado concreto.

Teniendo en cuenta esto, mientras no seas capaz de confiar en la vida y dejarte llevar, el resultado siempre te llevará a sufrir miedo y ansiedad.

Esta confianza en la vida es lo que conocemos como conexión.

Sin embargo, la vida nos es presentada a menudo como algo difícil, algo de lucha, algo de sufrimiento…

Todas estas ideas van asentándose en nuestra mente y en nuestra forma de pensar, lo que hace que terminemos experimentando tanto el miedo como la ansiedad.

La conexión transpersonal

Desde que somos muy pequeños, e incluso podría decirse que desde el mismo momento en el que llegamos a la vida, tenemos en nosotros un sentimiento de gran impotencia, ya que nos encontramos con que dependemos totalmente de otra persona para poder vivir.

Por ello, para llegar a sentir seguridad, uno mismo va creando a lo largo de su vida la omnipotencia, que es totalmente lo contrario a la impotencia que sentimos al nacer.

De esta forma, se compensa toda la sensación de impotencia y fragilidad que tenemos de forma natural al iniciar nuestra vida física.

Esa omnipotencia es lo que llamamos ego, y es en lo que ponemos nuestra confianza y nuestra seguridad, a pesar de que esto sea algo irreal.

En el momento en que sentimos la conexión con el origen o la fuente de todo, se trata de una conexión total, y es donde realmente tenemos un poder personal.

Cuando encontramos esa conexión, desaparece el miedo y la ansiedad, y es cuando realmente te entregas a la fuente o al origen. 

¿Cómo Gestionar el miedo y la ansiedad?

Desde la Escuela de Atención hemos desarrollado nuevos cursos con técnicas, herramientas y protocolos para desarrollar la habilidad de la presencia.

Al finalizar cualquiera de nuestros programas habrás desarrollado esta habilidad a través de la práctica en distinto tipo de situaciones.

Además, conseguirás conocimiento de los principales trastornos psicológicos más habituales (ansiedad, depresión, traumas, etc.), cómo se identifican y manifiestan;

Y obtendrás mayor claridad acerca de cómo poder abordar problemáticas relacionadas con este tipo de casos.