Resultado de imagen de herencia genética

Aunque las grabaciones emocionales conforman las paredes de nuestro confinamiento en el aquí y ahora, todo ello se monta alrededor de un núcleo. Busquemos este núcleo. Vamos a dedicarle tiempo al verdadero origen de todo ello: nuestro guion de vida, el verdadero sentido transpersonal.

Todos nosotros disponemos de una Herencia Genética y Espiritual.

Lo genético evidentemente viene dado por nuestros ancestros. Somos el resultado del encuentro y desencuentro de toda una multitud de personas, y toda esta gente, más el bagaje de todas sus vivencias, está dentro de ti, combinado de una manera especial y única.

Eres el producto final de un sin fin de “coincidencias” de parejas que se unen y procrean un nuevo Ser. ¡Al final de esta larga fila estás tú! Tanto lo que te gusta como lo que no de toda esta multitud de ancestros, todo ello está influyendo poderosamente sobre ti.

De la misma forma que una planta se nutre de sus raíces, nosotros igualmente recibimos toda la información de nuestros ancestros y todas las tendencias que luego nos toca manejar en nuestra vida, tanto a nivel físico como psíquico. Cuando investigamos nuestros ancestros encontramos muchas veces respuestas que no encontrábamos en nuestra historia personal.

Es ilustrativo la historia de una alumna cuyo problema con su pareja parecía insoluble, ya que le achacaba al marido (como tantas mujeres) gran desinterés por sus necesidades y una insoportable desatención.

Su madre, en cambio, tenia una marido súper atento y dedicado, lo que hacia todavía más inaguantable su situación, pues no conseguía evitar comparar a su marido con su padre.

Cuando montamos su árbol ancestral, se dio cuenta que tanto su abuela como su bisabuela además de todas las mujeres de la rama paterna, se habían casado con hombres que vivían “a su bola” y que eran muy descuidados con sus parejas y su familia. Al darse cuenta de que era una tendencia de su familia que ella había seguido, pudo ver al marido de otra forma y tomar responsabilidad por sus sentimientos en lugar de culpabilizarle continuamente.

Tal y como suele ocurrir cuando cambias tu enfoque, ¡a partir de ahí el marido empezó a darle más atención y a interesarse por sus cosas!

Por debajo de esta influencia general y poderosa de los ancestros está la más directa, la de nuestros padres, de quienes aprendemos nuestra forma de manejar el mundo, actitudes y comportamientos, así como ideas, prejuicios, puntos de vista, normas y demás.

Está claro que los padres a su vez también están totalmente influidos por el árbol familiar, siendo simplemente una continuación de todo ello.

Cada uno de nosotros está inmerso en su contexto familiar, influido por él y ejerciendo también nuestra influencia sobre la familia.

Podemos seguir todas estas tendencias o, por lo contrario, tratar de cambiarlas y renovarlas, lo que a su vez influirá sobre el conjunto familiar.

Hay otra consideración importante: todas las grabaciones personales que has sufrido están estrechamente relacionadas con los valores familiares. ¡Es como si fueran variaciones sobre el mismo tema! Como si tus vivencias personales formasen el capitulo siguiente del libro, totalmente vinculadas al contexto anterior. Aunque quieras ir por libre hay una correlación evidente con tus ancestros, como en el caso descrito anteriormente.

Pero me gustaría ir más allá. La pregunta es: ¿qué hay por detrás de todo esto? ¿Por qué razón he ido a caer en este núcleo familiar y no en otro, ¿Por qué me ha tocado este destino?

De aquí se deduce un Plan Espiritual. La herencia espiritual.

Es como si ya vinieras a este mundo con un Guión predeterminado, que corresponde a un tipo de culebrón específico y no a otro. Parece fijado de antemano aquello que has venido a hacer en esta vida y que alrededor de esta función específica se fuera montando todo lo demás: la familia, los acontecimientos personales y las grabaciones psíquicas que van a determinar tu forma de reaccionar a la vida. No al revés… Como si el origen de todo hubiera sido preparado en otro plano, en un lugar sutil e inaccesible, no aquí.

¡Luego todo lo demás se acopla alrededor de este rumbo ya previsto!

Hasta tus aptitudes, virtudes y  habilidades están relacionadas con aquello que has venido a arreglar, completar o compartir en esta vida. Te es dado lo que necesitas para llevar a cabo tu función.

¡Esta es tu Herencia Espiritual!

Esta herencia puede girar alrededor de los más diferentes aspectos: la autoestima y la capacidad de marcar limites a los demás y no perder tu centro. Puede girar alrededor de la parte material de la vida, aceptar estar aquí en el mundo físico y aprender a manejarte en él. O aceptar la espiritualidad… ir más allá de los conceptos sobre Dios que te han inculcado y abrirte a este mundo sutil que muchas veces niegas por miedo y desconocimiento.

Puede estar relacionado con aceptar las reglas de juego: que todo termina, que todo es pasajero y efímero y se trata de aprender a no apegarte a nada… ¡ni siquiera a tu propio cuerpo!

También puede estar vinculado con una labor social, de comunicación o el descubrimiento de cómo hacer la vida más amorosa de alguna manera personal o comunitaria.

Muchas veces se trata exclusivamente de transformar temas personales dolorosos profundamente arraigados en tu psiquismo y que ya toca trascender en esta vida.

Sea el que sea tu guión de vida, tu función, tu aprendizaje, es lo que te toca en esta vida y cuanto antes lo aceptes y honres, antes puedes vivir en armonía con la vida que te ha tocado. Es aceptar tu destino y sentirte bien y feliz… ¡nada menos!

por Marly Kuenerz, psicóloga clínica transpersonal, directora del Máster en Técnicas de Terapia Transpersonal y El Juego de la Atención. Para más información, consultar las webs:

Máster PRESENCIAL en Técnicas de Terapia Transpersonal

Máster ONLINE en Técnicas de Terapia Transpersonal

Herramientas Transpersonales Básicas para Profesionales 

Crescendum. Desarrolla tu potencial desde la visión transpersonal

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*