por Marly Kuenerz, psicóloga clínica transpersonal, directora del Máster de Técnicas de Terapia Transpersonal

para más información, consultar web:

Máster PRESENCIAL en Técnicas de Terapia Transpersonal

Máster ONLINE en Técnicas de Terapia Transpersonal

Herramientas Transpersonales Básicas para Profesionales

Crescendum, desarrolla tu Potencial desde lo transpersonal

Si en tu infancia era placentero el cole, puede que ahora después de un descanso vacacional, te guste volver a tus actividades profesionales, tener acción y ocupación. Al contrario, si para ti el cole era duro y desagradable, a tu vuelta vacacional puedes estar apesadumbrado, triste o incluso deprimido. La forma de tomar las cosas tiene mucho que ver con tus memorias del pasado y el sabor que tenían para ti.

Felizmente, puedes «desaprender» todo lo que quieras y puedes encontrar formas nuevas de vivir.

La meta es poder pasar por todo sin que te afecte. Vivir todo lo bello que trae la vida sin crear una dependencia del placer, ni querer conservarlo eternamente.

La vida es cíclica y así son también los acontecimientos de la vida. Cada acontecimiento, hasta el más terrible, tiene un aprendizaje incorporado. Cuando aprendes lo que te quiso enseñar, la situación nunca más se presenta, porque no la necesitas y además, jamás la vivirás de la misma manera.

Siempre recuerdo una amiga que cada vez que iba a la playa se llevaba un pelotazo de los jugadores de raqueta. Una coincidencia molesta, incomprensible, hasta que un día decidió jugar ella  misma y lo disfrutó un montón. ¡Nunca más se llevó un pelotazo!

Entonces, vamos aprovechar la ocasión para vivir la vuelta “de lo que sea” de una manera nueva, más rica, más nutritiva, más divertida!

Para de leer un instante y busca cómo enfocar tu mente de una forma distinta, viendo esta vuelta a casa como una ocasión maravillosa para hacer tu casa todavía más acogedora y alegre, para llevar a cabo proyectos, mejorar tu rutina, hacer más amorosa y amable tu relación con tu pareja, con tu familia, con tus animales; ensalzar tu día a día con cosas que nunca te atreviste a hacer antes.

No sigas leyendo. ¡Hazlo ahora!

Recuerda que tu forma de ver las cosas viene de tus grabaciones del pasado, que han formado tu “pseudo-yo”. Es tu parte automatizada, que reacciona siguiendo las memorias que todavía están vivas dentro de ti. También están vivas en tu cuerpo, que recuerda todo, ¡hasta aquello que tu memoria no alcanza a recordar!

Esto comienza en el útero de tu madre. En realidad ya antes, en el momento de tu concepción. Muchos terapeutas afirman, no sin razón, que tomas decisiones importantísimas para tu vida antes de nacer. A través de tu cuerpo puedes revivir recuerdos inalcanzables para la memoria intelectual. Todo esto te está influyendo. ¡Y tú sin saberlo!

Es importante que sepas que también se pueden dar grabaciones en la edad adulta. En un momento inesperado, las defensas que has construido para defenderte de todo lo doloroso que te ha pasado, caen de golpe, y te vuelves a sentir indefenso, como cuando eras niño/a.

Cuando te llevas un susto fuerte, cuando sufres un shock emocional o cuando te llevas un golpe físico importante, todo el esquema protector del adulto se viene abajo y se fija una nueva grabación. Un ejemplo típico son operaciones, accidentes, golpes, traiciones sentimentales.

Siempre que te pilla desprevenido/a una sorpresa chocante, tu escudo se esfuma como por arte de magia y vuelves a grabar la experiencia, pues tu sensibilidad sigue ahí, intacta todo el tiempo.

Las grabaciones se mantienen vivas de varias maneras. Una de ellas son las imágenes mentales. Son los símbolos a los que se aferran los recuerdos para no desvanecerse. Tanto las imágenes de cosas que te han pasado aquí en el mundo físico, como las imaginarias, que dan forma a tus miedos y temores, están influyendo sobre ti.

Pero las noticias son buenas: todo esto lo puedes quitar de tu mente. Puedes dejarla limpia y pura, abierta a lo que la vida te pueda traer.

Más allá de todo esto, lo que importa de verdad es la vuelta a nuestra verdadera Casa. A nuestra verdadera naturaleza esencial.

Cada vez que neutralizas una memoria que te tenia encadenado/a a ella, surge espontáneamente una parte luminosa de ti, de tu Ser real, el que está siempre en conexión con algo mayor que el mundo físico. Cada grabación constituye un alejamiento de lo que eres realmente, una separación de tu hogar, de tu estado natural de bienestar, de levedad. Es una puerta cerrada que te separa del amor, al que tienes todo el derecho.

Por esa razón, cada grabación que eliminas de tu mente y de tu corazón, cada sensación corporal desagradable que abandona tu cuerpo, cada reacción indeseada que sale de tu repertorio, te va acercar más y más a ti mismo. ¡A tu Casa!

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*