psicologia-transpersonal-cambio

¿Cómo va tu lectura? ¿Estás consiguiendo mantener este nuevo hábito de auto-indagación?

Seguramente a veces te quedas con una frase concreta que resuena dentro de ti, y te cuesta seguir adelante con la lectura. Si esto te pasa, ¡estupendo! Tu psiquismo ha registrado un detalle significativo para ti, algo que tiene más importancia que lo demás en este momento. Si esta frase te acompaña durante el día, es más que suficiente. Si en algún momento te vuelve a la mente y meditas sobre ella, mejor todavía.

También puede ser algo que no acabas de encajar en tu sistema de ideas y le das vueltas; esto también está bien, todo está bien. A veces algo dentro de ti se rebela contra aquella idea. Puedes hasta enfadarte. No te asustes, lo que sucede es que se trata de un elemento renovador, que de alguna forma inconsciente te es necesario en este momento de tu vida, aunque no sepas todavía como encajarlo. Puede que este detalle vaya a ser más provechoso para ti que el texto completo.

A estas alturas damos por hecho que ya tienes claro lo que realmente deseas cambiar en ti (o en tu  vida y entorno), y  que lo hayas podido concretarlo con claridad en una frase.

Puede tratarse de muchas cosas distintas. Puede ser una emoción con la que te cuesta vivir, un dolor antiguo o un resentimiento que no te quiere dejar en paz. También puede ser una situación externa que deseas transformar o de la que quieras salir de forma definitiva. Puede que te sientas acomodado/a en una forma de vida que quieras renovar y oxigenar…

Puede que quieras atreverte a empezar una nueva relación o por lo contrario terminar una relación que ya no te aporta nada,  pero a la que sigues apegado/a. Quizá simplemente quieres atreverte a una forma de vida distinta o abrirte a un camino espiritual, un anhelo que siempre pusiste de lado. O conseguir por fin dejar de comportarte de una determinada forma, que hasta ahora te ha embargado una y otra vez.

Hay un amplio espectro de posibilidades, todas válidas. No hay cambios menores o mayores… hay cambios. No juzgues tu deseo, simplemente reconócelo.

Llegó la hora de ver por qué este deseo tuyo todavía no se ha materializado. Sin duda dentro de ti hay una voz poderosa que no está de acuerdo con este cambio y tiene miedo de él… Llegó la hora de escuchar esta voz, que hace mucho tiempo quiere ser reconocida.

Coge una vez más tu cuaderno y escribe en lo alto de la página la frase que expresa tu deseo, con claridad y sin rodeos. Cierra los ojos, respira y repite la frase para ti mismo/a. Ahora, observa los pensamientos antagónicos que afloran desde dentro de ti. Estate atento/a y no desprecies ninguno.

Haz una lista en la misma página con todas las creencias que están en contra de tu deseo, todas las que representen un obstáculo, un impedimento, una fuerza en contra de su concretización. No te importe ir completando la lista a lo largo de la semana.

Después de una semana, observa lo que has escrito debajo de la frase de tu deseo. Verás que muchas ideas no tienen realmente sentido para ti, a veces son cosas que has escuchado de tu familia, de la sociedad, de la religión. En resumen, algo que viene de la ética de otros/as.

Otras vienen directamente del miedo de cambiar algo a lo que estás acomodado/a en tu vida o del miedo a la crítica y al rechazo. Básicamente del miedo al dolor, un dolor que has experimentado antaño y que no quieres volver a sentir. Esta defensa contra el dolor hasta ahora ha sido más fuerte que tu deseo…

Llegó el momento de racionalizar cada una de estas ideas y ver si realmente quieres darlas este peso y que sigan dirigiendo tu vida. Subraya las ideas de mayor a menor importancia y comienza a trabajar sobre ellas, empezando por la que te parece la más gorda… Observa por qué piensas así, que miedo se esconde debajo. Deshaz esta creencia analizándola y desmenuzándola.

Escoge la frase/idea de la lista que te parezca menos importante y busca un antídoto para ella. Una idea que contradiga esta creencia y que te parezca creible. Por ejemplo: “No soy capaz” lo transformas en “Soy capaz y puedo hacerlo”.

Entrena hacer este cambio durante esta semana. Si ves que ya dominas la situación y que la frase ya no tiene peso, pasa a la siguiente.

> Psicología Transpersonal: La excitación de lo Nuevo (Parte 1)

Por Marly Kuenerz | Psicóloga clínica y psicoterapeuta, con más de 35 años de experiencia.

directora del Máster de Técnicas de Terapia Transpersonal

para más información, consultar web:

Máster PRESENCIAL en Técnicas de Terapia Transpersonal

Máster ONLINE en Técnicas de Terapia Transpersonal

Herramientas Transpersonales Básicas para Profesionales

Crescendum, desarrolla tu Potencial desde lo transpersonal

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*