conciencia-psicologia-transpersonal-miedo

Como venimos trabajando en post anteriores, habrás comprendido que decididamente, la solución está en subir un peldaño más alto, desde el que tomar conciencia y adquirir la certeza de que existe un algo mayor, y de que este, está completamente a nuestro favor.

Entonces es cuando empiezas a confiar en la vida, el miedo empieza a desvanecerse y la seguridad va rellenando parcelas tuyas, hasta ocupar toda tu vida interior. Es verdad que te regocijas cada vez que consigues abrir una puerta y descubrir un espacio nuevo dentro de ti. También cuando sientes que se amplia tu conocimiento, pero… cada vez que abres una puerta, aparecen otras 10 más para abrir. La tarea no termina hasta que consigues alcanzar esta confianza profunda en lo superior, en la vida, en el destino y en el orden que existe en la Creación.

Cuando aparece esta certeza y este sentimiento de estar arropado/a por la Existencia misma, es cuando consigues disfrutar de tu sensibilidad en lugar de tenerla miedo. Cuando esto sucede en tu interior, comienzas a disfrutar de esta exquisita sensibilidad, usándola para nutrirte de belleza, de amor y de plenitud con las cosas pequeñas que están siempre al alcance de tu mano. La calidad de tu vida pasa a ser otra, nueva y vibrante, sin que tengas que estar feliz por algo concreto… simplemente sientes una alegría espontánea, que no se produce por nada externo sino que brota desde dentro.

Sin embargo, para llegar a la universidad, primero hay que aprender las letras, para luego poder formar palabras, después frases y finalmente poder escribir el texto de tu vida.

Es a través de este aprendizaje que tu sensibilidad va a cumplir su verdadera función: la percepción de algo mayor que está apoyando el crecimiento de tu conciencia y la plenitud de tu alma. La sensibilidad existe para que puedas percibir lo que vive más allá de los ojos físicos y de los sentidos. Está para que te puedas nutrir de la materia prima que hace que el mundo pueda existir, que es puro néctar.

Mientras aísles tu sensibilidad de tu conciencia, por temor o por no darle la importancia que tiene, no hay forma de que tu espíritu pueda estar presente en tu vida cotidiana. La sensibilidad está para que puedas hacer una lectura adecuada del tipo de energía presente en cada momento, en cada situación y en cada persona. Es importante saber que al igual que la vitalidad, la sensibilidad si no es usada, -por ser una energía viva y tener una función específica que cumplir-, en lugar de trabajar a tu favor pasará a ir en contra tuya. Una fuerza viva, si no es usada, no desparece sino que ejerce el efecto contrario. De ahí la importancia de este aprendizaje.

¿Cuando y dónde empieza esta sensibilidad? Está desde el momento de la concepción. Continúa en el útero materno, en tu nacimiento, en tu primera infancia, en tu adolescencia y madurez… y hasta se refuerza en la vejez. En una palabra: es un trozo tuyo. Se puede decir que es tu identidad. ¡Lo que tú eres realmente! Cuando la usas a tu favor para percibir lo que hay más allá del mundo físico visible, te ofrece mil regalos. Cuando la temes y tratas de desactivarla, sigue funcionando y empieza a “grabar” todos los acontecimientos “vibrantes” de tu vida, independiente de que sean “grabaciones positivas” (así llamadas porque son placenteras) o “negativas” (así llamadas porque son dolorosas).

Es una capacidad que no para de trabajar, no para de registrar y que no hay forma de frenar. ¡Crea siempre! ¿Que tal crear con ella tu felicidad?

En una palabra: la misma energía que sirve para liberarte sirve también para encarcelarte, según sea tu comprensión y relación con ella. De ahí la enorme importancia de  usar adecuadamente esta orquídea exquisita y sublime de tu jardín.

Como todo en la vida, las cosas en si mismas tienen una potencia intrínseca, que podemos usar a nuestro favor y ya que estamos todos/as unidos/as, a favor de toda la humanidad.

Por ello, hablamos en post anteriores del bebe en el útero de su madre. Porque desde la misma concepción, la sensibilidad ya está presente, ahí dentro de ti, ¡ocupando un espacio que te acompañará durante toda la vida! Cuando hacemos una regresión al momento de la concepción, tenemos todos/as la capacidad de percibir “el clima”, la energía dentro de la que fuimos concebidos. La gama de colores de este momento, puede variar desde un amor sublime y total, hasta una falta de amor y de respeto absolutos, pudiendo llegar en casos extremos hasta la violencia. Tu sensibilidad no es inmune a este momento inicial. Su característica principal es que registra y guarda las impresiones.

> Psicología Transpersonal ¿Por qué aislamos la Sensibilidad de la Conciencia? (Parte 2)

Por Marly Kuenerz | Psicóloga clínica y psicoterapeuta, con más de 35 años de experiencia.

directora del Máster de Técnicas de Terapia Transpersonal

para más información, consultar web:

Máster PRESENCIAL en Técnicas de Terapia Transpersonal

Máster ONLINE en Técnicas de Terapia Transpersonal

Herramientas Transpersonales Básicas para Profesionales

Crescendum, desarrolla tu Potencial desde lo transpersonal

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*