el talento

¿Qué es el talento?

El talento es una representación de la inteligencia emocional de un individuo, y hace referencia a una capacidad o a un grupo de capacidades o destrezas sobresalientes para llevar a cabo una actividad concreta de forma exitosa con respecto de un conjunto de individuos.

El talento requiere de 3 componentes: el conocimiento, las habilidades y la actitud.

Todas ellos son igual de importantes. Sin embargo, no puede existir el talento si falta alguno de estos componentes.

Por lo tanto, la ecuación del talento se puede sintetizar de la siguiente manera:

Talento = Conocimiento x Habilidades x Actitud

Cada uno de nosotros tiene un talento y una manera única de expresarlo, es decir, hay una cosa que cada individuo puede hacer mejor que cualquier otro en el mundo.

Por cada talento único y por cada expresión única de dicho talento, también existen unas necesidades únicas.

 

3 tipos de talentos que todos tenemos

Los talentos son la herramienta que nos permite llevar a cabo nuestros proyectos, ideas y la vida en general, permitiéndonos expresarnos a nivel personal.

Además, desde un punto de vista más profundo, nuestros talentos también están relacionados con nuestro lugar en el mundo.

Existen 3 grupos de talentos que todos tenemos, y que se pueden agrupar de la siguiente manera:

Talentos evidentes

son talentos que tenemos y que somos conscientes de ellos, por lo que no requieren ningún tipo de trabajo específico de descubrimiento.

Sin embargo, es importante que los utilicemos en nuestro día a día para no olvidarnos de ellos.

Talentos ocultos

son talentos que tenemos pero que no hemos sido capaces de identificar como tal.

El motivo más común por el que no se reconocen este tipo de talentos es que somos conscientes de que existen algunas cosas que se nos dan bien.

Pero lo consideramos algo normal que puede hacer cualquier persona, y no lo identificamos como un talento.

Para descubrir los talentos ocultos es recomendable hacer un análisis interno para conocernos mejor a nosotros mismos.

Pero también puede ser interesante preguntarle su opinión a nuestro círculo más cercano.

Talentos potenciales

se trata de talentos que aún no tenemos, pero que, si trabajamos en ellos, podemos llegar a desarrollarlos.

Para identificar este tipo de talentos, es aconsejable pensar acerca de los talentos que no tienes pero que te gustaría tener para sentirte realmente completo.

Por lo general, los dos primeros tipos de talentos no solemos desarrollarlos, ya que son parte de nosotros de manera natural y no necesitan un esfuerzo por nuestra parte.

Por el contrario, los talentos potenciales se desarrollan, ya que la única forma de alcanzarlos es esforzándote por ello.

De esta forma, una persona que ejercita un talento puede llegar a desarrollarlo más que una persona que tuviera el mismo talento de forma natural.

 

¿Cómo identificar el talento?

Una de las cuestiones más importantes, y que constituye el principio de todo el camino, es aprender a identificar el talento en una persona.

Esta pregunta habitualmente suelen hacerla los padres cuando observan a sus hijos.

Hay niños que son particularmente habilidosos en muchas áreas y otros que aparentemente no lo son.

La distinción está en ver qué hace el niño con una pasión inusitada, de manera que el transcurso del tiempo sea casi fugaz.

De esta forma, para conseguir identificar la pasión y el talento de una persona, es importante, por un lado, prestar atención a aquellas tareas que desatan esa pasión.

 

Encontrar la vocación

Para desarrollar el talento hay que tener en cuenta la vocación, ya no sólo en un sentido profesional, sino también como forma de encontrar el ámbito de actividad en el cual una persona es eficaz y especialmente reconocida por los demás.

Este reconocimiento social genera una energía que realimenta el proceso.

Cuando una persona encuentra su vocación, sabe que es a lo que se quiere dedicar y todo esfuerzo invertido merece la pena.

La principal recomendación para que una persona pueda desarrollar su vocación y su talento es ampliar el margen de libertad y confianza, y relajar las posibles expectativas que tenga el entorno con respecto a la persona en cuestión.

En definitiva, es importante facilitar las experiencias que se experimentan en distintos campos de conocimiento.

Una vez que la persona vaya definiendo sus gustos y sus intereses, y realice esfuerzos significativos en un ámbito determinado, será cuando empiece a definir su vocación.

 

El desarrollo del talento

Cuando se dice que todos tenemos un talento, hablamos de un talento específico, personal e individual, que en realidad es un complejo conjunto de capacidades que hemos desarrollado durante toda nuestra vida a través de nuestras experiencias

Esto es lo que nos hace distintos a unos de otros, por lo que, para poder encontrar el talento que existe en cada uno de nosotros, la principal función es encontrar aquella tarea en la que somos especialmente competentes y conseguir que los demás nos reconozcan como tal.

También hay que tener en cuenta que existe una segunda dimensión del talento que no es objetiva ni comparable, que es la dimensión personal e individual.

Esto consiste en la búsqueda de la excelencia para la felicidad del individuo.

Cuando una persona encuentra su talento especial y lo desarrolla, tiene más posibilidades de alcanzar la felicidad.

Recomendaciones

Por un lado, es aconsejable conferir dignidad al individuo, especialmente cuando son niños, ya que tendemos a subestimar su realidad como persona.

A pesar de que sus capacidades cognitivas y expresivas están en desarrollo, no debemos subestimar su ser emocional y, por supuesto, el papel protagonista que debe ir tomando en su propio camino.

Además de otorgar esta dignidad, también es importante hacer una escucha y una observación atenta de su desempeño en las distintas habilidades o competencias.

Por otro lado, es recomendable olvidarse de la inteligencia como estrategia, ya que lo importante es saber cómo se siente y cómo desempeña según qué tareas.

Por lo tanto, como ya mencionábamos anteriormente, lo importante es observar y poner atención para identificar cuáles son las actividades que desatan esa gran pasión en ellos.

 

Para obtener más información te invitamos a nuestro próximo webinar en el que Sergio Fernández y Marly Kuenerz van a estar hablando de claves prácticas para destapar la Creatividad y el Talento.

 

 

El Inconsciente

¿Qué es el inconsciente?

El inconsciente se trata de uno de los aspectos más difíciles de definir, ya que cada persona tiene una percepción distinta sobre ello.

En gran parte, el inconsciente está formado por la memoria y las experiencias tanto personales como de la humanidad. Éste se encuentra en todo nuestro cuerpo, más concretamente en las células.

La doctora Candace Pert, descubrió lo que conocemos como las moléculas señales, que son las que llevan la información de una célula a otra y también entre órganos.

Esta doctora, aparte de probar cómo funciona esa información que no conocemos y que está ocurriendo, también mostró una cosa muy interesante.

Durante toda la vida se pensó que un neurotransmisor, cuando hace una sinapsis, es como si fuera una llave que entra en una cerradura.

Candace, descubrió que la cerradura era móvil, es decir, no tenía la misma forma todo el tiempo, sino que iba cambiando.

Este descubrimiento probó que tenemos una percepción que va mucho más allá de nuestros sentidos. Con lo cual, hay una enorme capacidad de percepción en el inconsciente.

Las células y el origen

De toda la información que recibimos a través de las moléculas, hay información de nuestro origen.

Esto es así porque hay una búsqueda de vuelta al origen que está innata dentro de nosotros.

Nuestras células tienen la información correspondiente a las primeras células, las cuales pasaron por diferentes estadios.

La primera célula que está viva lo que tiene que hacer es comer. Lo mismo con los bebés cuando nacen, que ya nacen mamando sin necesidad de que exista una enseñanza previa.

Una vez que la célula descubrió que puede comer, comenzó a descubrir que también había peligros al comer, por ejemplo, que el agua esté contaminada, que haya un depredador…

Todo esto da lugar al miedo.

Este miedo lo llevamos todavía dentro de nosotros, lo que hace que estemos constantemente protegiéndonos, aunque no sepamos bien de qué.

Después de que la célula se supo proteger, descubrió que si se une a otra, es mucho más fuerte.

Cada uno de estos momentos es un momento que nosotros vivimos en nuestra vida, ya que está celularmente registrado en nosotros mismos.

Por último, si salimos airosamente de todos estos niveles, nos encontramos con lo que es de verdad, y es que tenemos una búsqueda de lo trascendente, que se trata de una búsqueda de unión.

Esa búsqueda la traducimos en nuestra vida física en aquello que más se parece a la unión, que es la pareja o la familia.

Por ello, cuando se destroza una pareja o se rompen lazos con la familia, se pasa por una situación de dolor, ya que se trata de su sustituto de unión en este mundo terrenal.

Conectar el consciente con el inconsciente

Dentro de la programación que existe dentro de todos nosotros, el hecho de conectar el consciente con el inconsciente es uno de los aspectos más importantes.

A pesar de que el consciente es menos poderoso, tiene una cosa que el inconsciente no tiene, y es que es analítico mientras que el inconsciente es reactivo.

Por tanto, la armonización de tu consciente con tu inconsciente es la clave principal para conseguir llegar a ser la mejor versión de ti mismo, con todo tu potencial aprovechado.

Sin embargo, a pesar de los impulsos que podemos llegar a sentir (en muchos casos, incluso destructivo), en el inconsciente está grabado todo lo que nos ha pasado a lo largo de nuestra vida, y eso ha dado referencias para esa parte reactiva que tenemos dentro.

Por lo tanto, para que el inconsciente sea un amigo, hay que limpiarlo y recolocar las cosas en su lugar.

Esto consiste en dar una significación nueva a las cosas, aunque todo depende de la forma en que tú mismo las vivas.

Por ejemplo, hay cosas que has vivido cuando eras más pequeño y que se han grabado como un gran trauma.

Esto hace que en muchas ocasiones te bloquees a la hora de hacer algo, ya que el inconsciente lo que intenta es protegerte teniendo en cuenta las referencias que tiene grabadas.

De esta forma, cuando tú cambias la visión y comienzas a ver las cosas desde otro ángulo, vas a conseguir ver cosas completamente distintas a las que veías antes.

Según esto, debemos comprender las leyes que rigen al inconsciente, y cuando consigues esto, pasa a ser un amigo.

El miedo y las decisiones

A la hora de tomar una decisión, podemos encontrarnos con dos grandes obstáculos en nuestro camino.

Por un lado, tenemos miedo a lo nuevo. Esto es así porque lo desconocido utiliza tus recursos internos y tu potencial, lo que supone un desafío. Por otro lado, también tenemos adicción a lo viejo.

Nosotros llevamos nuestras experiencias del pasado grabadas en el inconsciente, ya sean éstas buenas o malas.

Si en este pasado tenemos carencias, vamos a proyectas esas carencias en el futuro a través de las expectativas que nos formamos a nosotros mismos, como una forma de compensar aquello que nos faltó.

Por ello, resulta difícil vivir en el presente, ya que en el presente no debe importar el pasado y tampoco deben crearse expectativas de futuro.

El presente es el único momento en el que se puede conectar con la vida y vivir plenamente feliz.

 

Origen de la psicología transpersonal

El psicoanálisis trajo a la atención del público la importancia del inconsciente y de cómo éste afecta al cuerpo, por lo que cuerpo y mente deben trabajarse de manera simultánea.

También acercó la importancia de la biografía de una persona, es decir, los acontecimientos que se marcaron en la vida de una persona.

 

Esto es importante porque actualmente somos fruto de todo aquello que hemos vivido anteriormente.

El psicoanalista Sigmund Freud manifestaba que el ser humano está enfermo, de forma que debe aprender a vivir y convivir con su enfermedad.

Más tarde llegó el conductismo, que dio especial importancia al estudio de la conducta para conocer la psicología. Esta corriente sigue utilizándose aún hoy en día para tratar enfermedades.

Después apareció la psicología humanista, la cual conllevó grandes mejoras, ya que se empezó a tener en cuenta el ambiente además de la persona.

Además, lo que se hace en esta corriente es acompañar al paciente a través de sus dificultades.

El cambio de Filosofía

En este momento, la filosofía cambió radicalmente, y se comenzó a pensar que el ser humano no está enfermo por naturaleza, sino que la enfermedad llega cuando el ser humano no utiliza su potencial.

Esto se debe a que el potencial es una fuerza migratoria que se encuentra en tu interior, por lo que, si no le das una salida, irá contra ti.

Por último, se dio paso a la psicología transpersonal, la cual se basa en todo lo mencionado anteriormente, pero añadiendo algunos aspectos más.

En nuestra vida todo es transpersonal y personal al mismo tiempo, ya que nuestro inconsciente personal y nuestro inconsciente colectivo están presentes en todo momento.

Nuestros intercambios de información internos externos también están ahí todo el tiempo.

 

¿Qué es la psicología transpersonal?

La psicología transpersonal investiga la naturaleza esencial del ser humano y reconoce el potencial que existe en los estados de conciencia que transcienden de los límites normales de la personalidad.

Además, no descarga al ego, que se considera imprescindible para la adaptación al exterior. También tiene como objetivo colocarle en su lugar natural, fortaleciéndole y haciéndole flexible para poder ir más allá de sí mismo.

Los niveles expandidos de conciencia y las experiencias cósmicas ya fueron vivenciados y descritos con absoluta precisión por los místicos orientales hace más de 4.000 años.

A través de la introspección, pudieron alcanzar estados ampliados de conciencia que transcendían el mundo cotidiano y la noción de tiempo y espacio, conectándose con una realidad multidimensional.

Además, estas culturas consideraron que el centro del Hombre no es la mente, sino un nivel mucho más profundo que llamaron Ser.

Y es por esto que cuando conectamos con el nivel profundo de nosotros mismos, experimentamos un estado de plenitud y de pertenencia con el Todo.

La psicología transpersonal y su postura integradora

La psicología transpersonal unifica el conocimiento occidental con los sistemas filosóficos orientales como, por ejemplo, el budismo o el yoga, entre muchos otros.

Además, acoge todas las escuelas psicológicas mencionadas anteriormente, así como sus técnicas y descubrimientos.

Todas estas escuelas defienden que la cura de todos los dolores psicológicos del hombre se encuentra en esta conexión con el Centro Interior, el cual es la fuente de toda nuestra fuerza y energía.

La culpa
Aprender a ser feliz en la vida

 Aprender a ser positivo en la vida

 

ES IMPORTANTE APRENDER A SER POSITIVO EN LA VIDA, YA QUE ESTÁ COMPROBADO QUE LAS PERSONAS POSITIVAS DEARROLLAN MAYOR NÚMERO DE AMISTADES, SUS RELACIONES INTERPERSONALES SON MAS ESTABLES, ATRAEN MEJORES COSAS A SU VIDA COTIDIANA.

EN GENERAL VIVEN MÁS FELICES LA EXPERIENCIA DE LA VIDA, TIENEN UNA ESPERANZA DE VIDA MAYOR Y LO MÁS IMPORTANTE, SU EXPERIENCIA VITAL ES MÁS SATISFACTORIA.

El imprescindible para tener una vida plena y satisfactoria realizar un trabajo interior con honestidad. No existe otro camino, lo sentimos mucho.

Nos proporciona fuerza para seguir adelante hacia nuestros objetivos con entusiasmo, nos facilita energía y motivación para afrontar lo que la vida nos trae inesperadamente.

Nos ofrece herramientas prácticas y útiles para reconocer qué hay detrás de cada emoción positiva o negativa, nos ayuda a evaluar nuestro estado emocional en todo momento, requisito para APRENDER a ser personas positivas.

El trabajo interior nos ayuda a gestionar la capacidad de automotivarnos, de perseverar en el empeño a pesar de las posibles frustraciones, de controlar los impulsos, de regular nuestros propios estados de ánimo, de evitar que la ansiedad interfiera con nuestras facultades racionales.

Nos provee de técnicas para aumentar la capacidad de empatizar y confiar en los demás. Tener una actitud positiva ante la vida requiere de voluntad y práctica en la cotidianidad, de aplicación diaria.

Aprender a ser feliz en la vida

EL TRIUNFO NO DEPENDE DE LAS CAPACIDADES INTELECTUALES

Para poder desenvolvernos con cierto éxito en una sociedad occidental actual, no es suficiente con tener destrezas intelectuales.

El éxito en la vida NUNCA ha dependido exclusivamente de los conocimientos o capacidades intelectuales. Es necesario tener otras habilidades emocionales y ciertas pericias sutiles, también llamadas “soft skills”, que se aprenden a lo largo de la vida, incluso siguen desarrollándose y perfeccionándose hasta el mismo momento de la muerte.

Aprender a ser positivo en la vida proyecta una actitud ganadora que concentra todos aquellos contenidos pertenecientes al mundo de las emociones y de los sentimientos, distintos a los cognoscitivos, y permite al ser humano desarrollarse e integrarse satisfactoriamente en la sociedad en que vivimos.

¡Aprender a ser positivo en la vida te hace mejor persona!

CARACTERÍSTICAS DE UNA PERSONA POSITIVA

Es una actitud general positiva: resalta los puntos positivos sobre los negativos; da más importancia a los aciertos que a los fallos, tienen más valor las aptitudes positivas que las carencias, es más importante el trabajo realizado que el resultado obtenido.

Tiene adecuado nivel de autoestima: sentimientos positivos hacia sí misma y seguridad en su capacidad para afrontar los nuevos desafíos que le proponga el destino.

Tiene pensamientos y valores positivos, que dan sentido a su vida: encuentra significado profundo en lo que sucede y en lo que pasa. Trata de ser coherente entre lo que piensa, siente y hace.

Es capaz de reconocer sus propios pensamientos y sentimientos: la escucha activa y la conciencia empieza por uno mismo. A partir de ahí, podrá reconocer las emociones y las formas de pensar de los demás.

Es empática: puede ponerse sin dificultad en la piel del otro, percibe las emociones y sentimientos de los demás, aunque no estén expresadas verbalmente sino mediante una comunicación no verbal. Puede comprender su creencia, aunque sea distinta a la suya.

Puede verbalizar sus emociones y sentimientos. Tanto los considerados positivos como los considerados negativos necesitan ser encauzados y dirigidos de alguna forma para poder expresarlos. La persona tiene tendencia a reconocer el medio más adecuado y el momento propicio.

Afronta con seguridad las adversidades y vence las frustraciones con que se encuentre en su camino, aunque hayan sido negativas.

TÉCNICAS PARA SER POSITIVO

Saber manejar  sentimientos y emociones: ser capaz de lograr el equilibrio entre la exteriorización de las emociones y el dominio de las mismas. Saber ser paciente, siendo capaz de retrasar las recompensas.

Saber dar y recibir: tender a comprender el equilibrio de fuerzas de la vida.

Tener la capacidad de adoptar las decisiones correctas: la forma en que se lleva a cabo la toma de decisiones  y conjugar aspectos tanto emocionales como racionales.

Los aspectos emocionales dificultan en muchas ocasiones el poder tomar la decisión idónea. Es fundamental ser consciente de los aspectos emocionales presentes en cada decisión para que sea adecuada.

Estár motivad@, ilusionad@ y mostrar interés por todo aquello que haces: todo lo contrario a la apatía, a la indiferencia, al tedio y a la desidia.

Ilusionarse con un buen proyecto y ser capaz de interesarse y preocuparse por todo aquello que te rodea.

Tener la capacidad de complementar polos opuestos: Nuevamente el equilibrio de lo cognitivo y lo emocional, la soledad y la compañía, la tolerancia y la exigencia, los derechos y los deberes. Acepta la dualidad de la vida e integra ambas vivencias.

Tal y como decíamos al principio, estas técnicas se tienen que entrenar, ejercitar y mejorar a través del trabajo interior, pues aprender a ser personas positivas no lo conseguimos de forma inmediata, nos lleva de hecho, toda una vida. Mucha paciencia.

¡Es un viaje apasionante hacia uno/a mismo/a, el camino del autoconocimiento!

 

 

que es un genograma

¿Qué es un genograma?

 

Empecemos por el principio, un genograma es una herramienta en forma de mapa que recopila la historial familiar de un individuo e identifica los principales eventos de los miembros de esa familia a lo largo de varias generaciones. Recoge el árbol genealógico completo y luego describe las relaciones familiares que existen. ¿Y para qué se utiliza un genograma?

 

Los terapeutas lo utilizamos para identificar patrones que se repiten, tal vez hereditarios, que se evidencian al agruparlos. Permite identificar tipos de relación y la secuencia vital de las personas que hay en él. Es una herramienta que ayuda a conocer mejor a la persona y a su familia.

 

¿Qué es un genograma familiar?

¿Y qué tipo de información buscamos en el?

Revela datos muchas veces inconscientes: qué tipo de acontecimientos se han dado en la estructura familiar (número de hijos, enfermedades, edades en las que ha acontecido la muerte, etc.), qué patrones vienen repitiéndose posiblemente de forma inconsciente por tradición familiar, quiénes son las personas que forman el entorno cercano y el lejano. También buscamos las relaciones emocionales existentes en la familia, tanto las pasadas como las presentes. Hay que fijarse en cómo se llevan los familiares (si existen infidelidades, abusos, separaciones, divorcios, traiciones, abandonos, etc.)

 

¿Y permite generar transformaciones en la persona y en su familia?

¡No lo dudes! Es una herramienta muy potente. Primero, implica a la familia, es decir, proporciona un acceso rápido a contenidos con fuerte carga emocional (muertes, conflictos, abortos…) desde un planteamiento aparentemente rutinario como es “llenar la ficha de la familia”, que elimina la sensación de amenaza para hablar de estos temas sensibles, a veces ocultos o silenciados. Las personas más pudorosas se abren a discutir estos aspectos familiares de forma natural.

 

Segundo, aclara pautas familiares. Compartir las hipótesis clínicas derivadas del genograma de forma que la familia las pueda debatir, aceptar o rechazar, es una forma de empezar a aclarar estas pautas. Seguro que los síntomas empiezan a adquirir nuevos significados, y en estos casos, facilitan enormemente trabajar unas nuevas relaciones dentro de la familia.

 

Y tercero, permite cuestionar el sistema: la familia suele llegar a terapia con ideas bastante rígidas acerca de cuál es el problema y quién es el que debe cambiar. La información que se presenta a través del genograma es una forma de empezar a modificar estas creencias, pues no se centra tan solo en el síntoma y en su portador.

 

¿Qué más funciones puede tener?

También nos va a ayudar a concretar y componer nuestro guion de vida, el verdadero sentido transpersonal. Seamos conscientes o no, todos nosotros disponemos de una Herencia Genética y Espiritual.

 

Lo genético evidentemente viene dado por nuestros ancestros. Somos el resultado del encuentro y desencuentro de toda una multitud de personas, y toda esta gente, más el bagaje de todas sus vivencias, está dentro de ti, combinado de una manera especial y única.

genético

 

Eres el producto final de un sin fin de “coincidencias” de parejas que se unen y procrean un nuevo Ser. ¡Al final de esta larga fila estás tú! Tanto lo que te gusta como lo que no de toda esta multitud de ancestros, todo ello está influyendo poderosamente sobre ti.

 

De la misma forma que una planta se nutre de sus raíces, nosotros igualmente recibimos toda la información de nuestros ancestros y todas las tendencias que luego nos toca manejar en nuestra vida, tanto a nivel físico como psíquico. Cuando investigamos nuestros ancestros encontramos muchas veces respuestas que no encontrábamos en nuestra historia personal.

 

Por debajo de esta influencia general y poderosa de los ancestros está la más directa, la de nuestros padres, de quienes aprendemos nuestra forma de manejar el mundo, actitudes y comportamientos, así como ideas, prejuicios, puntos de vista, normas y demás.

Está claro que los padres a su vez también están totalmente influidos por el árbol familiar, siendo simplemente una continuación de todo ello.

 

Cada uno de nosotros está inmerso en su contexto familiar, influido por él y ejerciendo también nuestra influencia sobre la familia.

 

Podemos seguir todas estas tendencias o, por lo contrario, tratar de cambiarlas y renovarlas, lo que a su vez influirá sobre el conjunto familiar.

 

Hay otra consideración importante: todas las grabaciones personales que has sufrido están estrechamente relacionadas con los valores familiares. ¡Es como si fueran variaciones sobre el mismo tema! Como si tus vivencias personales formasen el capitulo siguiente del libro, totalmente vinculadas al contexto anterior. Aunque quieras ir por libre hay una correlación evidente con tus ancestros, como en el caso descrito anteriormente.

 

¿Y qué hay por detrás de todo esto? ¿Por qué razón he ido a caer en este núcleo familiar y no en otro, ¿Por qué me ha tocado este destino?

 

Como todo en la vida, existe un propósito y tiene un sentido, no es al azar. Que no lo conozcamos o no lo entendamos, no quiere decir que no haya una lógica superior ordenadora. Es evidente que existe un plan espiritual, una herencia espiritual.

 

Es como si ya viniéramos a este mundo con un guión predeterminado, que corresponde a un tipo de experiencia específico y no a otro. Parece fijado de antemano aquello que has venido a hacer en esta vida y que alrededor de esta función específica se fuera montando todo lo demás: la familia, los acontecimientos personales y las grabaciones psíquicas que van a determinar tu forma de reaccionar a la vida. No al revés…

 

Como si el origen de todo hubiera sido preparado en otro plano, en un lugar sutil e inaccesible, no aquí. ¡Y luego, todo lo demás se acopla alrededor de este rumbo ya previsto!

Hasta tus aptitudes, virtudes y habilidades están relacionadas con aquello que has venido a arreglar, completar o compartir en esta vida. Te es dado lo que necesitas para llevar a cabo tu función. ¡Esta es tu herencia espiritual!

 

Sea el que sea tu guión de vida, tu función, tu aprendizaje, es lo que te toca en esta vida y cuanto antes lo aceptes y honres, antes puedes vivir en armonía con la vida que te ha tocado.

 

¡Todo esto es lo que puedes obtener de un concienzudo y pormenorizado Genograma Familiar! ¡Ponte manos a la obra!  Si necesitas más información sobre que es un genograma familiar y como se hace no dudes en visitar nuestros cursos o contactar con nosotros.

 

 

 

Por el Equipo Psicoterapéutico de la Escuela de Atención